moved here

10 pasos sencillos para cultivar y mantener nuestro lado del Edén

30 Junio 2016
“…(H)asta qué punto son inseparables la preocupación por la naturaleza, la justicia con los pobres, el compromiso con la sociedad y la paz interior.” (Laudato si’, 10). Foto de: P Walpole

“…(H)asta qué punto son inseparables la preocupación por la naturaleza, la justicia con los pobres, el compromiso con la sociedad y la paz interior.” (Laudato si’, 10). Foto de: P Walpole

Jose Ramon Villarin, SJ

Esta lista de 10 sencillos pasos que podemos tomar para cultivar y cuidar de este jardín en el que Dios nos ha colocado no es en absoluto completa y solo es un medio para estimular a crear nuestras propias listas, a cargo de nuestra propia experiencia y deseos. Compartan las listas. Y dejen que profundicen en lo que somos, lo que tenemos que hacer en el cultivo y el cuidado de nuestro hogar común, la reflexión en la llamada de Francisco en Laudato si’ para una ecología integral.

1. Diga gracia antes y después de las comidas
El propio Francisco sugirió este sencillo ritual. “Ese momento de la bendición, aunque sea muy breve, nos recuerda nuestra dependencia de Dios para la vida, fortalece nuestro sentido de gratitud por los dones de la creación, reconoce a aquellos que con su trabajo proporcionan estos bienes y refuerza la solidaridad con los más necesitados.” (Laudato si’, 227) Permítenos aprender a decir gracias. Y extender esto incluso para marcar el inicio y el final de cada día. Cultivar un sentido de regalo en lugar de un derecho. Oren por los que pasan hambre.

2. Escalar una montaña o bucear en el mar
Y cuando estés allí, no te olvides de mirar las estrellas. El punto es sumergirse en maravilla y tener una idea de la escala y el tamaño. De alguna manera lo pequeño hace evocar un sentido de dependencia radical y de contingencia, de las cosas difíciles de controlar. A partir de contingencia, volvemos a un sentido del don y la gratuidad de nuevo. Hasta encontrar una montaña que escalar, también se puede pasear con un amigo, ponerse al día o volver a conectar con alguien. Es mejor caminar que tomar un coche ya que un coche en movimiento recoge ninguna gracia ni belleza, lo bueno sólo podría ponerse en el camino, mientras se camina.

3. Desenchufe y saboree el silencio
Dejar de lado los cables e incluso el inalámbrico. Ir a un parque o cualquier lugar donde pueda encontrar paz interior. Visitar la tumba de alguien querido. Ir a una capilla y aprender a rezar de nuevo. Cuando estas solo y tranquilo, haz todo lo posible para no revolcarse o estar deprimido. No ceda retrocediendo y lamentándose. Simplemente disfruta, descansa y respira.

4. Reparación de algo roto
Puede ser una taza de café o una bicicleta o algo de valor para usted. Aprenda el arte japonés antiguo de kintsugi (kintsukuroi) o “carpintería de oro,” un método que restaura cerámica dañada con una laca especial mezclado con oro, plata o platino. Fluye desde la filosofía de wabi-sabi, que valora toda la historia de un objeto, incluyendo sus abolladuras y defectos e imperfecciones. Resista la tentación de comprar algo para reemplazar lo que está reparando.

5. Conoce a una persona pobre
Reúnete con ellos en todas partes. Usted puede ir a un hospital o a un vertedero de residuos o cualquier lugar que es periférico a la riqueza y el poder. Los pobres se vuelven más marginales cuando se desvían hacia los márgenes físicos y sociales. Aprende algo más que su nombre. Comparte algo con ellos, sí, pero aprende también a recibir de ellos. Aprende el significado de las palabras: “Bienaventurados vosotros los pobres, vosotros entraréis en el reino de Dios.” (Lc 6:20) Hay muchas causas de la pobreza social y ambiental. El egoísmo es el mayor de todos ellos.

6. Trata de ayunar
Prueba con esto no sólo para bajar las calorías. Es posible que desee ayunar en compras, o en cualquiera de esas compulsiones sutiles de la vida moderna. Siente el hambre; trata de entender la unidad, la presión y de dónde viene. Si el ayuno es difícil, prueba la gula. Y experimenta el vacío.

7. Lee un libro para niños
Esto se trata de la equidad entre generaciones. El punto es volver a conectar con los niños y ver el tiempo como un continuo integral. Hay muchos niños y libros infantiles. Pruebe el libro El conejito andarín, de 1942, escrito por Margaret Wise Brown. Como se mencionó anteriormente, un niño tiene una manera de despertarnos, no sólo para el futuro o las cosas que importan, sino también para las cosas que necesitan ser sano.

8. Cuida un espacio que pertenezca a todos
No, usted no tiene que proteger todo el bosque o convertirse en un barrendero. Sólo unirse a grupos que protegen y embellecen un poco algún espacio que sea de todos, como un parque o una pieza de arte público. Sería mejor si se tratara de un espacio compartido que le importa a los pobres o los niños o las personas mayores.

9. Si es católico, recibe la comunión
Para toda tu sofisticación y la educación, es posible que desees considerar la estructura molecular de ese pedazo de hidratos de carbono. Recuerda que incluso el Profesor Higgs del bosón no sabe realmente de qué se trata acerca de la materia. El punto de la oblea es recuperar nuestro sentido de la Santa Cena, nuestro sentido de lo sagrado en la materia. La esperanza es que vamos a ser alimentados por nuestro anfitrión y llevados más cerca a la integridad (y santidad).

10. Haz una caja para sus objetos de valor
Estos no tienen que ser grandes cajas, una caja de hojalata utilizada para caramelos. Coloca lo más preciado en esta caja. Dinero o recuerdos a mantener. Recuerdos no sólo de lo que ha conseguido, sino también de lo que he dado. Como las personas no las podemos guardar, podemos guardar fotos. El punto es mantener en saber lo que atesoras, lo que desea llevar contigo siempre.

Cuando el tifón más fuerte que ha tocado tierra golpeó nuestras costas en noviembre de 2013, ayuda de emergencia masiva se movilizó en todo el mundo. Entre los donantes más pequeño era un niño pequeño de Japón. El 15 de noviembre de 2013, el niño de seis años de edad Shoicho Kodoh rompió su hucha y dio todos sus ahorros a las víctimas del tifón filipinos Yolanda (Haiyan). Si los niños que vienen de lejos pueden ver lo que hay que romper, es posible que esté lejos de la esperanza y la redención; puede confiar en nosotros para cultivar y mantener este maravilloso regalo de un jardín.

2016_06_30_P&P_Photo2José Ramón “Jett” Villarin, SJ es un investigador científico y estudioso de la justicia climática que actualmente desempeña el cargo de presidente de la Universidad Ateneo de Manila, en Filipinas. Es el presidente del Observatorio de Manila, un instituto de investigación científica, y parte de la junta asesora de la Comisión de Cambio Climático del Gobierno de Filipinas, entre otras responsabilidades como científico y administrador.

Desarrolló esta lista como la sección final de cada charla que dio en tres universidades de Estados Unidos (Universidad de San Francisco, la Universidad de Santa Clara, y la Universidad de Seattle) el pasado abril 2016, cuando debatió Laudato si’ y sus consecuencias para el mundo de hoy. Su conferencia en la Universidad de Santa Clara “El Papa, a los pobres, y el Planeta: La superación de la insularidad en una ecología integral” se puede ver aquí. En el Instituto de la Universidad de Seattle para el pensamiento católico y Cultura, el Padre Jett fue el orador principal en el Cultivo de la tierra, velar por el pobre: Divagaciones sobre Liderazgo y Sustentabilidad donde compartió la lista de 10 pasos simples.

Print Friendly

Este artículo también está disponible en:: Inglés

Etiquetas: , , , ,

One Response to 10 pasos sencillos para cultivar y mantener nuestro lado del Edén

  1. JUAN JOSE ROJO SASTRE en 31 Julio 2016 en 7:49 pm

    With Laudato si, Pope Francisco asks every human being to do as much ass possible to reverse the course of the Climate Change. In ECOJESUIT I find many interesting personal actions, but I do not see bigger actions. An easy way to avoid the CO2 emissions is using the thermal solar energy in houses, in residences, hospitals etc. It is easy, saves money and avoids CO2 and other pollutants.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *