moved here

Bats’il Maya: Una respuesta económica y ecológica de las comunidades de Ts’eltal en Chiapas, México

31 Mayo 2013

Foto de: JournalMex

Oscar Rodríguez Rivera, SJ entrevistado por Lucia Cervilla

Bats’il Maya es una micro-industria que se inicia en septiembre de 1993 en Chilón, Chiapas, México. Este proyecto surge como respuesta a la marginación en la que se encuentran las comunidades indígenas Ts’eltales. Los productores están organizados en la Cooperativa Ts’umbal, la cual da inicio a sus actividades en el año 2002 y agrupa un total de 12 comunidades.

Una de las causas generadoras de pobreza extrema y de exclusión social para las comunidades indígenas Ts’eltales es la explotación económica derivada de la estructura de control en la comercialización del café y la miel producidos en la región. Dicha estructura despoja la riqueza producida en los sistemas agroforestales cafetaleros de la región, al ser definido el precio en la Bolsa de Valores de Nueva York y estar sujeta a los altibajos de la oferta y la demanda del grano aromático a nivel mundial.

El proyecto iniciado en el año 2002 busca fortalecer los medios agrícolas de subsistencia impulsando la agroecología y reforzar la economía Ts’eltal evitando el despojo del fruto del trabajo agroecológico, dejando de vender el café y la miel orgánicas como materia prima y generando las vinculaciones necesarias con diversos actores sociales (universidades, fundaciones, empresas, redes y movimiento social) para agregar valor integral a la producción y ofertar al circuito social del Comercio Justo productos terminados, incluyendo la venta en taza en las cafeterías Capeltic ubicadas dentro de los campus de dos Universidades de la Compañía de Jesús en México.

El proyecto se origina en la zona en la cual trabaja la Misión de Bachajón, a partir del año 1958 en la Diócesis de San Cristóbal de Las Casas, Chiapas. Es una región cien por ciento productora de café de altura, de bosques de niebla ubicada a 1,200 metros sobre el nivel del mar y abarca los municipios de Chilón, Sitalá y Yajalón, en las montañas del norte del estado de Chiapas en el sureste mexicano.

¿Qué comunidades indígenas están involucradas en el proyecto, y qué significa para ellos formar parte de éste?

En base a los resultados obtenidos y de manera gradual se han venido involucrando hasta el momento actual 36 comunidades Mayas – Ts’eltales, alrededor de 240 familias de productores y van encontrando en él un medio alternativo para el mejoramiento y manejo óptimo de sus ecosistemas, una manera de acceder al manejo completo de la cadena de agregación de valor de sus productos, un espacio de aprendizaje, organización, capacitación y formación para el trabajo, la dignificación de su trabajo agrícola, la potenciación ecológica de sus parcelas para integrar a la siguiente generación y que no tenga que emigrar a los centros urbanos en búsqueda de alternativas de sobrevivencia.

Como la gran mayoría de los productores son familias que asumen algún Cargo Comunitario de servicio, como es el caso de catequistas, diáconos, promotores de salud, defensores de derechos humanos, arregladores y mediadores de conflictos, Engrandecedores del Corazón, etc, dado que se trata de un servicio gratuito, de un cargo honorario en el cual no perciben ningún ingreso, encuentran una manera de mejorar sus ingresos a través de su trabajo agrícola, que les permita seguir dando su servicio a la comunidad.

¿Qué prácticas ecológicas utilizan y cómo se han adaptado a este tipo de producción? (al ser un producto orgánico, cómo se adaptaron al uso de los recursos naturales como medio de producción, el NO uso de fertilizantes, etc)

Las prácticas principales son de mejoramiento de la fertilidad y de conservación del suelo, de renovación de la cobertura boscosa, de control de plagas y enfermedades de manera natural, de conservación de semillas nativas de maíz y frijol, de construcción de barreras vivas y muertas para la producción en laderas con pendientes pronunciadas, de elaboración de diversos tipos de abonamiento sobre todo la lombricomposta.

Debido a la cancelación de los programas gubernamentales de subsidio y al alto precio del paquete tecnológico que incluye los herbicidas, plaguicidas y los fertilizantes químicos, hace años que se dejaron de utilizar en la región. Esta situación así como la recuperación de conocimientos y prácticas tradicionales favoreció la adopción de la propuesta agroecológica.

¿Qué expectativas de futuro tienen para este proyecto? (cómo piensan crecer, de qué manera y con qué países tienen pensado comercializar el café, etc)

El proyecto ha manejado la estrategia de dejar de vender materia prima y de agregarle valor a la producción orgánica local. Parte de esta estrategia es de crecer en base a generar primero la demanda de los productos orgánicos con valor agregado. Estamos exportando el 50% de nuestra producción a una empresa japonesa en Estados Unidos, que está interesada en relaciones de comercio justo y de eliminación de intermediarios para mayor beneficio de los productores.

A nivel de trabajo de base, se ha apostado por la calidad de la producción agroecológica como proceso de restauración ecológica y de reconstrucción social y no tanto por la cantidad o el volumen. Actualmente se trabaja en 36 comunidades pero el universo de trabajo en la Misión de Bachajón es de 560 comunidades y en todas se produce café. Continuaremos creciendo poco a poco, en base a resultados y generación de demanda.

La apuesta por generar respuestas organizadas comunitarias contando con la vinculación y sinergia con diversos actores sociales como Universidades, Empresas, Fundaciones, Movimiento Social, nos permite ver un escenario optimista de crecimiento y de vinculación con otras obras de la Compañía de Jesús en otros países como Colombia y España para compartir este modelo de trabajo y de generar nuevos mercados y sinergias.

Como jesuitas, ¿qué significa para vosotros trabajar en este tipo de proyectos? ¿de qué forma os enriquece?

Como jesuitas queremos generar esperanza ante un escenario de injusticia y de explotación económica que impide que las comunidades indígenas “tengan vida y la tengan en abundancia.” Nos da consolación colaborar junto a los excluidos para generar alternativas viables de desarrollo local y de mejoramiento de las condiciones de vida, apartándose de la cultura de donativo y de subsidio con que se trata a muchas de estas regiones.

Motivados por el documento Con pasión por la justicia medioambiental en Promotio Iustitiae No 110, 2013/1, nos sentimos parte de la respuesta que la Compañía de Jesús está dando como cuerpo apostólico a esta “reconciliación con la creación.” Aportamos nuestro granito de arena a la generación de alternativas viables de desarrollo desde la pequeña escala. Nos alegra enormemente encontrar caminos comunes con otras obras de la Provincia Mexicana y especialmente con las Universidades quienes atienen un potencial enorme de aportes al campo de la ecología.

Oscar Rodríguez Rivera, SJ trabaja en la Misión de Bachajón, Chiapas, México. Para conocer más sobre el proyecto de café, visitar Bats’il Maya Café Gourmet y para conocer sobre el apoyo a comunidades indígenas visitar; y para conocer la red de cafeterías creada por el proyecto visitar Capeltic Nuestro Café.

Print Friendly, PDF & Email

Este artículo también está disponible en:: Inglés

Etiquetas: , , , , ,

2 Responses to Bats’il Maya: Una respuesta económica y ecológica de las comunidades de Ts’eltal en Chiapas, México

  1. Abigail Anguiano en 15 Mayo 2018 en 10:47 pm

    Hola, buenos días, un amigo que estuvo con ustedes moliendo café, me pasó su contacto. Este verano yo y un amigo estaremos en Chiapas y nos gustaría ayudar con el proyecto.
    Gracias

    • sylvia en 20 Mayo 2018 en 1:55 pm

      Querida Abigail

      Gracias por ponerse en contacto, quizás sea mejor que envíe un correo electrónico a Bats’il Maya, contacto(at)batsilmaya.org y también visite su sitio web: http://www.batsilmaya.org.

      ¡Espero que esto ayude!

      Sylvia Miclat
      para Ecojesuit

      PD: disculpe mi español ya que estoy usando Google para traducir del inglés al español 🙂

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *




Follow by Email
Facebook