moved here

Cambio de mentes y corazones para un mundo sostenible: El Diálogo de Estocolmo sobre la ciencia y los valores de la sostenibilidad

31 Octubre 2014

2014_10_31_Editorial_Photo1Red Global de Incidencia Ignaciana (GIAN)- Ecología

El Diálogo de Estocolmo se basa en la realidad de que la fragilidad del planeta Tierra y la vulnerabilidad de la humanidad se dejan ver cada vez más al descubierto a través de los problemas ambientales y sociales que desafían a nuestra generación. Los modelos de desarrollo social y económico ya no pueden permanecer indiferentes ante estas realidades.

Y la respuesta a este desafío de un mundo sostenible requiere un ajuste de cuentas práctica y una actitud de cuidado que se involucren con la complejidad de la pobreza, la degradación del medio ambiente y la calidad de vida que es bueno para todos.

El cuidado del medio ambiente es necesario, y un diálogo permanente sobre la base de esta atención está ganando terreno entre las personas que se dedican a la investigación científica y la aplicación sobre el terreno.

Al mismo tiempo, esta conversación global reconoce las desigualdades y las condiciones de vida de las personas y laborales, y pide una nueva evaluación de cómo la ciencia, la tecnología y los negocios pueden sintonizar con las necesidades del mundo.

La ciencia es crítica en el proceso de comprensión de nuestro punto de partida y debe ser parte de este diálogo permanente y la reflexión. El campo académico emergente de la sostenibilidad es una respuesta contemporánea y se define como “una capacitación interdisciplinaria enfocada a resolver problemas que trata de facilitar las intervenciones que fomentan la prosperidad compartida y la reducción de la pobreza al tiempo que protege el medio ambiente.” (Fuente: Programa de Ciencia de la Sostenibilidad, Centro de Internacional Desarrollo de la Universidad de Harvard, 2012)

Los científicos llaman este periodo el Antropoceno, donde los seres humanos constituyen una fuerza importante de cambio a escala planetaria. Hay una necesidad de unirse y formar una base común, como la ciencia por sí sola no va a proporcionar soluciones para un mundo más sostenible.

Hay un creciente reconocimiento de la necesidad de una comprensión más profunda de los valores que nos pueden servir de guía a lo largo de un proceso de transformación hacia la justicia y la curación dentro de los límites del planeta.

Este diálogo de valores con la ciencia, entre los motivados por la fe y los de la comunidad científica, reconoce el trabajo que la ciencia está haciendo, pero también hay un reconocimiento cada vez mayor y el reconocimiento de la necesidad de construir puentes con la sociedad en su conjunto, no sólo dentro de la comunidad científica, sino también en la búsqueda de un mundo más sostenible.

La necesidad de un enfoque interdisciplinario para abordar los retos ambientales y los desafíos de la pobreza y la justicia es relevante tanto para la ciencia como para la espiritualidad, lo que contribuye a un cambio global más amplio en las actitudes de mayor responsabilidad y áreas de la simplicidad de estilo de vida.

Límites planetarios, límites en el paisaje, y Objetivos de Desarrollo Sostenible

Los desafíos de hoy requieren una comprensión de nuestra nueva realidad, para los que la ciencia nos está mostrando los límites planetarios de nuestro mundo natural y físico y donde hemos superado los umbrales. Para algunos de estos umbrales, no sabemos o no podemos saber cuándo y cómo podrían ser superados, como la carga de aerosoles atmosféricos. También reconocemos los límites en el paisaje y en el que todos estamos con nuestras preocupaciones inmediatas que pueden no estar en el nivel global, pero están muy relacionados con la sostenibilidad de las personas y el medio ambiente.

Teniendo en cuenta estos límites, tenemos que estar preparados para hacer cambios mucho más profundos. Nos enfrentamos a Objetivos de Desarrollo Sostenible y los Límites Planetarios que deben integrarse con los dominios económicos, sociales y ambientales de los ejes globales. La ciencia nos ofrece los límites planetarios como una manera de definir un espacio operativo seguro para la humanidad, dentro de la cual todavía podemos tener un desarrollo muy dinámico. Las fronteras no significan el fin de desarrollo. Son los puntos de partida por el que se define un desarrollo humano y la ecología más significativa, sostenible e inclusiva.

Respuesta a través de un proceso transformador: un diálogo más amplio con valores

Los elementos iniciales de un proceso que permite la transformación necesaria en la sociedad se identifican como esperanza, cambio de mentalidad, la profundidad y la espiritualidad, y las experiencias compartidas y las relaciones con el medio ambiente.

Un mayor enfoque en valores ayudará a formar un compromiso social más amplio que está gravemente deficiente en este punto crítico y guiar nuestras acciones y decisiones dentro de estos límites planetarios. A través de la promoción y la profundización de este diálogo sobre los valores de transformación, los compromisos se refuerzan a un mundo más sostenible.

El proceso de diálogo es importante en el intercambio y la comunicación de la preocupación humana por los límites planetarios, por un cambio en el estilo de vida, y para los cambios ambientales con experiencia en el ámbito local.

Tenemos un regalo maravilloso bajo riesgo. Nuestro planeta Tierra es una creación maravillosa, asombrosa y sorprendente, un sistema vivo con su propia capacidad para regular y reaccionar a diferentes cambios. Sabemos de la belleza de nuestros continentes y océanos, y de todos los dones que la Tierra nos brinda cada día. Pero a pesar de esto, somos la primera generación que reconoce que la humanidad se ha convertido en una fuerza capaz de minar la capacidad de la Tierra a favor de nuestra prosperidad.

El ritmo y la escala de los cambios humanos a la Tierra ahora ha alcanzado una magnitud tal que hemos entrado en lo que los científicos naturales influyente define como una nueva era geológica, el Antropoceno, donde nosotros, los seres humanos, el Anthro, constituyen una fuerza importante de cambio en el escala planetaria. Estamos en el asiento del conductor del cambio.

Si mantenemos la Tierra en el espacio de operación segura de los límites planetarios, la humanidad y el mundo pueden prosperar. Pero si transgredimos esos límites, nos pondremos en una zona de peligro, donde incluso las acciones de menor importancia pueden provocar resultados catastróficos.

Hay una necesidad de respuestas de todo el mundo, desde todos los diferentes sectores y niveles de la comunidad global, a través de todos los aspectos de la vida. Y esto es lo que este diálogo responde a medida que tratamos de participar, planificar y actuar.

Dada la magnitud de los problemas a medida que alcanzamos y pasamos diferentes límites globales, hay un deseo de comunicarse con el mundo y buscar una respuesta que cambia mentes y corazones.

Para obtener más información, el folleto adjunto se puede ver o descargar aquí.

La Red Global de Incidencia Ignaciana-Ecología  coordina el Diálogo de Estocolmo en la Ciencia y Valores de la Sostenibilidad, cuyo primer paso se llevó a cabo por un grupo de trabajo en Malaybalay, Bukidnon en Mindanao, Filipinas, después de la Conferencia Internacional sobre la Tierra transformadora y la Gobernanza del Agua en mayo de 2014.

El segundo paso se persigue ahora en un encuentro con universidades jesuitas de España y científicos alemanes en Namur (Bélgica), el próximo mes de noviembre, después del cual precederán otras actividades en 2015.

Print Friendly, PDF & Email

Este artículo también está disponible en:: Inglés

Etiquetas: , , , , , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *




Follow by Email
Facebook