Cifras sorprendentes: nuevos estudios sobre la situación de la biodiversidad

Cifras sorprendentes: nuevos estudios sobre la situación de la biodiversidad

Photo credit: http://gbo3.cbd.int

Por T.P.

Las tendencias generales de degradación global de los ecosistemas es un dato bien conocido desde hace bastante tiempo. Entre los estudios más recientes hay dos que se han hecho públicos con motivo del 2010 como Año Internacional de la Biodiversidad de las Naciones Unidas y que dan la voz de alarma sobre el grado real de pérdida de biodiversidad en el mundo. Además, por primera vez, se ha tomado en consideración el valor económico y financiero de la infraestructura biológica del planeta, y de los servicios fundamentales que ésta ofrece para el bienestar humano.

La biodiversidad, la Convención para la Diversidad Biológica (CDB) la define como “la diversidad dentro de las especies, entre las distintas especies y los ecosistemas”, está en serio riesgo, así lo recoge la “Lista Roja de las especies amenazadas” de la Unión Internacional Para Conservación de la Naturaleza (UICN). Las cifras de especies enextinción siguen aumentando y se calcula en un 38% del total las especies está en peligro.

Según el informe “Perspectiva Mundial sobre la Biodiversidad – 3(pdf) publicado recientemente por el Secretariado del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) casi todos los indicadores medioambientales muestran una tendencia negativa, y en algunos casos con un declive exponencial. El estudio destaca especialmente el alto riesgo de pérdida de biodiversidad y la degradación dramática que conlleva cuando los ecosistemas son llevados más allá de ciertos puntos de no recuperación, cuando se traspasan umbrales que convierten un proceso de pérdida progresiva en una destrucción casi irreversible.

La constante acumulación de productos químicos de los fertilizantes agrícolas, por ejemplo, podría modificar los ecosistemas de agua dulce en un momento dado a un estado eutrófico a largo plazo. La disminución de pesca y la falta de alimentos serían las consecuencias. Una vez que un punto de inflexión se supera, sería casi imposible regenerar el ecosistema. Los autores describen 15 de estos puntos de inflexión con un impacto a largo plazo, como la muerte progresiva de la selva del sureste amazónico. “Los pobres sufrirán los impactos más pronto y de manera más fuerte, pero en última instancia, todas las sociedades los sufrirán”, sostiene el estudio.

Pero es probable que atraiga más atención en los medios el nuevo informe de “Economía de los Ecosistemas y la Biodiversidad” (TEEB). TEEB es un análisis a iniciativa de Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, la Comisión Europea y otros organismos internacionales para destacar los costes crecientes de la degradación medioambiental.

TEEB incluye numerosos informes de diferentes centros de investigación de todo el mundo. TEEB no intenta hacer una valoración total de los ecosistemas sino que ofrece valoraciones de las consecuencias si se realizasen cambios en el manejo de los ecosistemas.

Con este tipo de estudio el Informe puede mostrar que reduciendo a la mitad la deforestación en 2030 las emisiones de CO2 se podrían reducir entre 1,5 y 2,7 GT por año, lo que significaría reducir los daños ocasionados por el cambio climático en 3,7 billones de US$.

Otro ejemplo serían la protección de las 166.00 hectáreas de arrecifes de coral en Hawái, que son el ecosistema para la pesca, el turismo y protegen de la erosión marina, generando 360 millones de US$ por año. O la apicultura en Suiza que genera 213 millones anualmente, según TEEB.

Los autores admiten sin embargo que no todos los valores de la biodiversidad pueden calcularse de manera fiable mediante los métodos existentes. El estudio es sólo un primer paso para diseñar y establecer modelos basados en las valoraciones de mercado. Los beneficios de la diversidad biológica, y los costos de su pérdida, deben reflejarse en los sistemas económicos y en los mercados. Los autores añaden que “la reestructuración de las economías y los sistemas financieros con motivo de la crisis mundial ofrece una oportunidad para los cambios que deben hacerse”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.