moved here

Compromiso activo del Vaticano para promover el diálogo responsable entre la fe y la ciencia para el desarrollo sostenible y la humanidad

31 Mayo 2015
El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon se reúne con el papa Francisco en el Vaticano con otros líderes de comunidades científicas y de fe. Foto des: Osservatore Romano/Reuters

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon se reúne con el papa Francisco en el Vaticano con otros líderes de comunidades científicas y de fe. Foto des: Osservatore Romano/Reuters

Jose Ignacio Garcia

La Academia Pontificia de las Ciencias y de la Academia Pontificia de las Ciencias Sociales son dos instituciones vaticanas que buscan promover un diálogo responsable entre la fe y la ciencia. No expresan la voz oficial de la Iglesia, pero sus reuniones revelan siempre las preocupaciones de la Iglesia Católica.

Por ejemplo, las empresas dedicadas a la producción de organismos genéticamente modificados (OGM) y que querían mejorar la imagen pública de estas tecnologías lograron organizar varias reuniones con estos Academias Pontificias. Sucedió todo en 2009 en la reunión titulada “Plantas transgénicas para la seguridad alimentaria en el contexto del desarrollo.” Estos eventos provocaron la reacción significativa del público, especialmente de diferentes grupos de base de la Iglesia frente a los impactos negativos de estas tecnologías en su vida cotidiana, especialmente en lo que respecta a la dependencia de las semillas, la vinculación con los plaguicidas producidos precisamente por las mismas corporaciones, y la nueva resistencia a las plagas que se están generando.

También asistimos recientemente a un renovado interés de las Academias Pontificias de buscar un compromiso sobre las cuestiones relacionadas con los recursos naturales y la sostenibilidad.

El pasado 28 de abril, las Academias Pontificias de Ciencias, la Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas y Religiones para la Paz organizaron un taller titulado Proteger a la Tierra, Dignificar la Humanidad: las dimensiones morales de Cambio Climático y Desarrollo Humano Sostenible.

El objetivo de este taller, que tuvo lugar en el Vaticano, fue para ayudar a fortalecer el consenso mundial sobre la importancia del cambio climático en el contexto del desarrollo sostenible.

Los oradores en el taller fueron el secretario general de la ONU Ban Ki-moon, el cardenal Peter Turkson-presidente del Pontificio Consejo para la Justicia y la Paz, el profesor Jeffrey Sachs-director de la Red de Soluciones de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, y el presidente de Ecuador, Rafael Correa, entre otros líderes religiosos y figuras prominentes de la ciencia y el análisis social.

El taller produjo dos resultados: la Declaración de Líderes Religiosos, dirigentes políticos, líderes empresariales, científicos y profesionales del desarrollo y el Cambio Climático y el Bien Común: Un Planteamiento del problema y diez demandas de soluciones transformadoras.

La Declaración de Líderes Religiosos afirma que “el cambio climático inducido por el hombre es una realidad científica, y su mitigación decisiva es un imperativo moral y religiosa para la humanidad.” La Declaración también hace hincapié en los vínculos entre el cambio climático y la pobreza, las contribuciones de la tecnología, la necesidad de reducir el gasto militar con el fin de promover la paz y el desarrollo sostenible. Por último, la Declaración expresa su firme apoyo a la próxima cumbre del clima en París, COP21, y los nuevos objetivos de desarrollo sostenible propuestos por la ONU.

La Declaración respalda fuertemente las iniciativas de la ONU y muestra el apoyo y el compromiso de las comunidades basadas en la fe. Anthony Annet, un asesor sobre cambio climático y desarrollo sostenible en el Earth Institute de la Universidad de Columbia, declaró que “fue notable e inspirador ver que los mejores científicos y los principales líderes religiosos unían sus voces- las religiones afirmaron la ciencia y los científicos afirmaron la dimensión moral del problema” .

El segundo documento, el Cambio Climático y el Bien Común, es una declaración oficial de ambas Academias Pontificias de las Ciencias y Ciencias Sociales. Los miembros de estos dos Academias son conocidos científicos, no necesariamente cristianos, nombrados por el Papa y dispuestos a contribuir a los debates sobre temas científicos y sus implicaciones morales.

La declaración de 10 páginas ofrece un fondo científico sobre la cuestión del cambio climático y el contexto más amplio del desarrollo sostenible. El documento a continuación, ofrece una serie de medidas para la mitigación de los efectos del cambio climático y más allá del cambio climático. El enfoque adoptado por esta declaración es mantener juntas las preguntas sobre el clima y la mitigación de la pobreza. En este sentido, la lucha contra el cambio climático es una “cuestión moral” que combate las desigualdades sociales

Cardenal Turkson pidió una corrección del rumbo hacia la idea de desarrollo sostenible, un enfoque integral y ético que vincula la prosperidad económica, la inclusión social y la protección del mundo natural. Esto a su vez exige un imperativo moral que todo lo abarca, “una organización benéfica envolvente que irradia hacia fuera de uno mismo a los demás, de los que vivo hoy a los aún no nacidos.” Hace un llamamiento para una “conversión completa de los corazones y las mentes, los hábitos y estilos de vida, las estructuras y las instituciones.”

El cambio climático global afecta negativamente a todos los aspectos de nuestra civilización y por lo tanto, debería ser un motivo de grave preocupación para todas las religiones del mundo. Las palabras del cardenal Turkson siempre se escuchaban con atención, ya que es bien sabido que el Consejo de Justicia y Paz que preside es uno de los equipos responsables de la redacción de la encíclica papal sobre la ecología que se ha dado a conocer este mes de junio.

Según expresó el secretario general de la ONU Ban Ki-moon en su discurso de apertura, “la ciencia y la religión no están en desacuerdo sobre el cambio climático. De hecho, están alineados completamente.” Él compartió que los nuevos objetivos de desarrollo sostenible, que se adoptaron en septiembre, proporcionan un enfoque integral que pone a los objetivos sociales y ambientales a la par con los objetivos económicos. “La erradicación de la pobreza extrema, poniendo fin a la exclusión social de los débiles y marginados, y la protección del medio ambiente son valores que son plenamente compatibles con las enseñanzas de las grandes religiones.”

Estas propuestas serán conducidas en la conferencia internacional que se llevará a cabo en septiembre durante la Asamblea General de la ONU en Nueva York, EE.UU., que busca adoptar un nuevo conjunto universal de Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Después de reunirse con el Papa Francis, el secretario general de la ONU Ban Ki-moon declaró que “la mitigación del cambio climático y la adaptación a sus efectos son necesarios para erradicar la pobreza extrema, reducir la desigualdad y garantizar un desarrollo económico equitativo y sostenible.” Asimismo, añadió que “el cambio climático está intrínsecamente vinculado a la salud pública, la seguridad alimentaria y del agua, la migración, la paz y la seguridad. Es una cuestión moral. Es una cuestión de justicia social, los derechos humanos y la ética fundamental.”

El taller, con la participación de los principales expertos y líderes mundiales, muestra un compromiso renovado y fresco del Vaticano a los grandes desafíos del cambio climático y la sostenibilidad. Con este tipo de reuniones, sólo podemos estar motivados para continuar el cuidado de nuestro ministerio de la reconciliación con la creación.

El papa Francisco se está poniendo al frente de la Iglesia para tratar las cuestiones ambientales y lo que importa ahora es que cuando se ponga en marcha, se encontrará con muchos cristianos siguiéndole, y muchas comunidades apoyando su papel profético. Esto es lo que realmente importa ahora.

Print Friendly, PDF & Email

Este artículo también está disponible en:: Inglés, Francés

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

One Response to Compromiso activo del Vaticano para promover el diálogo responsable entre la fe y la ciencia para el desarrollo sostenible y la humanidad

  1. aurelio en 30 Junio 2015 en 4:56 am

    “La pobreza es peor que la bomba atómica. La fe sin la ciencia está coja… La ciencia sin la fe está ciega. Dios no juega a los dados. Cada vez que la ciencia abre una puerta encontramos a Dios. No temo la bomba atómica. Lo que temo es la explosión del mal en el corazón del ser humano…” (Albert (Einstein) La incidencia de todas las ciencias y las cosmovisiones distintas humanas que tenemos del ser humano y del universo nos ayudan a una vida digna, de calidad y calidez de toda la humanidad… Especialmente de los empobrecidos… El gran problema: hemos antepuesto la dinámica del Capital al dinamismo de un Trabajo Digno, solidario, creativo… para un Vida diga, de todos… Especialmente para los empobrecidos,los Crucificados de nuestro mundo de Hoy… “El amor hay que poner más en las obras que en las palabras… “Ver cómo Dios habita en todos los seres: en los elementos dando ser, en las plantas vegetando, en los animales sensando, en nosotros dando entender…” (San Ignacio de Loyola) ¿Qué conepto tenemos del Ser Humano…? Gracias, Aurelio…

Leave a Reply to aurelio Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *




Follow by Email
Facebook