moved here

Cuando no somos libres: El papel de los docentes

30 Marzo 2012

Las maestras de APC. Foto de: APC

Pedro Walpole, SJ

Hoy en día en las Filipinas, la tradición de respeto por los maestros como el punto de referencia de la verdad y la integridad en la comunidad está siendo cercenada, como lo ha hecho la comunidad.  Y sin embargo, hay historias que nos muestran que no todo está perdido.

Veo a los maestros de nuestra comunidad en las montañas de Bukidnon, Filipinas, luchar haciendo planes para lecciones, temas, competencias de aprendizaje y cómo ellos tratan a través de estos medios, trabajan con los niños que, dependiendo de su edad, tienen poca conciencia o visión de lo que podría ser su futuro.  Estos maestros, pocos de ellos entrenados profesionalmente, enseñan en su propio idioma los conceptos y valores de su pueblo y su tierra.  De nuevo, otro gran desafío es el hecho de que el mundo los rechaza como el menor porcentaje de los pobres.

Y entonces, las clases deben ser canceladas, dos veces en Enero pasado, las armas entraron en el pueblo a través de las fuerzas armadas y el grupo rebelde armado.  Por supuesto, existía el riesgo de quedar atrapados en el potencial fuego cruzado entre las fuerzas del gobierno y el grupo de lucha contra el gobierno, pero de hecho el riesgo fue bastante bajo.

El riesgo real de hace dos meses es que la gente olvide que hubo incluso una amenaza para su libertad pues el temor se apodero de ellos pues podían ser  descubiertos o ser acusados de estar involucrados con la otra parte.  Nadie utilizo un arma de fuego de frente, pero todos se negaron a aceptar que algo estaba mal, como si las armas se hubieran convertido en algo normal.  El cierre de la escuela y el envío de los niños a casa pareció ser la única llamada de atención para darse cuenta que las armas en la comunidad no puede ser tomado como normal.

La ironía de las armas en las aldeas es que a veces los que llevan armas tienen un cierto aire de autoridad e intentan hacer que todo parezca normal mostrando preocupación por los pobres y queriendo hablar sobre las necesidades y oportunidades para su desarrollo.  La yuxtaposición de los conceptos de armas y de desarrollo es tan confuso y asfixiante de la verdad (por no hablar de las entrevistas que buscan recaudar impuestos o simpatizantes) que nadie va a decir que el emperador no tiene ropa, o – en realidad – la fuerza de las armas residente; ni uno siquiera, únicamente los profesores.

Los profesores se reúnen de nuevo  y se vuelven a preguntar, “¿Por qué hemos cerrado la escuela?”  Ellos también estaban cansados y les gustaría poder evitar la tensión de tener que reunirse a hablar.  Sacan fuerzas del hecho de estar juntos y tener un enfoque claro sobre el futuro de los niños basado en que tengan una educación.  Revisaron la adecuación de las políticas de la escuela, para lo cual han sido llamados dos veces en un mes, se verificaron los hechos, sin chismes ni especulaciones: quién, qué, dónde, cuándo, cómo.  Buscaron la verdad como número 1.  Mantuvieron su unidad como número 2, y trataron de responder a las necesidades de los niños, como número 3.  Así que volvieron a revisar, “¿Cómo podemos conseguir que la situación cambie? ¿Con quién hablamos hoy en día, ¿cuáles son nuestras preguntas o aclaraciones?”  No demandas, esto es demasiado peligroso y demasiado fácil para que otros puedan decir “No.”

Como maestros de la escuela, no se ven comprometidos por las relaciones con los involucrados.  Pueden declarar con objetividad y sostener la comunidad con integridad.  Así que se hablo con el consejo de la tribu, con los funcionarios de la aldea.  No era fácil, sin embargo, se pidió de nuevo al grupo armado, “¿Cuándo se van, ya que hay una necesidad de abrir la escuela?”  Ellos simplemente dicen que debe permanecer cerrada, ya que no se harán responsables si se presenta fuego cruzado.  Ellos le dicen lo mismo a cualquier grupo que viene.  ¿Qué tan común es esta llamada a la libertad del miedo liderada por mujeres de todo el mundo?

Los únicos que quedan de pie en frente a la adversidad y la confusión a menudo son las mujeres, y con frecuencia los maestros.  Aquí en las montañas la vida puede ser agotadora, ya que es inseguro, marginados de la sociedad, escasos de alimentación y salud, los maestros no se esconden de los compromisos en el enfrentamiento de las armas.

La gente aquí está confundida y perturbada, todos estan implicados en los problemas y las dudas, la desconfianza, el trato, y las acusaciones.  Es sólo cuando venimos a rezar que podemos ir más profundo y encontrar una invitación divina y una verdadera respuesta a nuestras preocupaciones.  No tenemos ningún poder en contra de los brazos de poder, y no buscamos ningún tipo de seguridad de ese tipo, la cual no dura.  Lo que buscamos es la paz, alcanzable sólo a través de la verdad.  Siempre en busca de la verdad es la única manera de avanzar, es la única manera de encontrar el perdón y la reconciliación en la comunidad y en toda la tierra.

Los estudiantes de APC. Foto de: APC

A menudo nos preguntamos sobre el propósito de la vida, el que no se encuentra en la política y las políticas de nuestra existencia, pero en un sentido personal más profundo del misterio y la abundancia de la vida.  Algunos de nosotros nos reunimos cada día para orar, en Jesús tenemos la respuesta que nos calma en tiempos difíciles, porque ahí hay un humilde sentido de la justicia, de verdad y la esperanza de estar cerca del Señor.  Al leer estas historias de diferentes épocas y lugares, experimentamos cómo obtener una idea del reino de Dios.  Al celebrar, experimentamos la profundidad de nuestra fe y como encontrar consuelo en la compañía a nuestro alrededor.  Nos dirigimos a los salmos como una simple canción de alabanza, alabar a Dios en los cielos y en toda su creación.  Al igual que las golondrinas que anidan en su casa, no hay miedo y todos se unen en el reconocimiento del Dios de los vivos.

Las armas finalmente se marcharon y entre los profesores había alegría.  Aunque todavía luchemos con conciencia y reconocimiento dentro de la comunidad, hay gran  necesidad de verdad, reconciliación y confianza entre la gente.  Pensamos como podemos afrontar la siguiente visita de grupo armado; planeamos y rezamos con mayor esperanza.

¿Qué tiene esto que ver con la ecología?  Pueblos indígenas en Asia se enfrentan a todo tipo de conflictos, directa e indirectamente, manejados y subyugados.  Siempre hay una oportunidad para que otros puedan explotar los recursos y las personas, ya sea por un pasado colonial heredado por una élite nacional o el nuevo poder de mercado mundial que dice que todos los recursos deben estar disponibles al precio más bajo y el débil sólo se vuelve más débil.

No podemos contestar al fracaso de las estrategias políticas, entonces sólo podemos pedir la indulgencia y el derecho para nuestros niños de aprender con la esperanza de un mejor futuro, si estamos unidos nuestra tierra puede ser nuestra casa para vivir en paz, libres del miedo.

Pedro Walpole, SJ

Pedro Walpole, SJ es el Director de Apu Palamguwan Centro Cultural de Educación, que opera una escuela primaria para niños indígenas en el norte de Mindanao, Filipinas.  El pasado mes de Enero de 2012, la comunidad donde está ubicada la escuela de APC recibió la visita de grupos armados, dando lugar a la suspensión de clases.  Para mayor información, por favor vaya a ESSCNews o ESSC.

Print Friendly, PDF & Email

Este artículo también está disponible en:: Inglés

Etiquetas: , , ,

One Response to Cuando no somos libres: El papel de los docentes

  1. Gena Velázquez en 1 Julio 2012 en 6:39 am

    Querido Pedro:

    Quisiera compartir contigo la esperanza y la oración.

    Desde Ciudad Victoria Tamaulipas, Mexico y viviendo situaciones muy similares.

    Recibe un cálido abrazo.
    Gena

Leave a Reply to Gena Velázquez Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *




Follow by Email
Facebook