moved here

El negocio del agua es para todos

15 Marzo 2013

Foto de: Asian Water Development Outlook 2013, ADB & Asia-Pacific Water Forum

Mariel de Jesus and Pedro Walpole

Vivimos en un mundo cada vez más preocupado por los temas de seguridad.  Pueden ser temas de seguridad nacional, comunitaria, familiar o personal.  La seguridad de los recursos también es una preocupación, especialmente desde que la población mundial depende de los recursos naturales (tierra, bosques y agua), que han sido explotados hasta límites insospechados.  El índice y el volumen de las extracciones sin precedentes, unido a los cambios medioambientales y sus impactos, amenazan fuertemente la ecología natural y humana.  Muchos sectores compiten por el acceso a los recursos naturales, y esta competición mantiene la pobreza y degrada la ecología, aumentando de esta forma la necesidad de una nueva gestión.  Se necesita una mejor gobernanza y cooperación para manejar los innumerables desafíos de los recursos mundiales.

Hoy, el foco se centra en el agua.  A día de hoy, 1.200 millones de personas (alrededor de un quinto de la población mundial), viven en áreas de escasez de agua.  Los pronósticos muestran que en 2050, casi 1.800 millones de personas vivirán en regiones de absoluta escasez.  Aproximadamente 1.600 millones de personas se enfrentan a la falta de agua, teniendo en cuenta que no tendrán suficiente dinero para infraestructuras.  El motor principal de esta escasez de agua es la economía y el desarrollo.  Actualmente, los necesidades mundiales se elevan a 4,5 billones de metros cúbicos de agua al día.  Se espera que esta demanda crezca en 6.900 millones de metros cúbicos, excediendo claramente el suministro de agua corriente en un 40%.  El agua, o mejor dicho la falta de agua, también se convertirá en una limitación para el crecimiento.  Hoy en día, la agricultura utiliza alrededor del 70% de agua fresca mundial por año.  Pero el gobierno, la industria y las familias también necesitarán su parte: será necesario un aumento del 65% en las extracciones de agua para mantener el crecimiento de las economías nacionales.

Durante muchos años se han discutido los grandes problemas del medioambiente y de los recursos naturales, y ahora, este diálogo está alcanzando a una audiencia mucho más amplia, y un nuevo nivel de atención.  Esto es quizás debido, en parte, a las oportunidades de negocio internacionales, identificando el agua como un recurso centrado en la sostenibilidad de cualquier emprendimiento de negocio.  Aunque el agua no se utiliza directamente en la producción, el desarrollo horizontal o vertical y los servicios auxiliares se encontrarán con cuestiones de sostenibilidad del agua.  Como la tierra, el capital, y el trabajo, el agua no está en el centro de producción y es un riesgo.  Las empresas reconocen que el agua es cada vez más, un factor que limita la sostenibilidad de muchas operaciones.  Habiendo llegado al fondo del cambio climático, la presión está en las empresas, para que encuentren vías, no sólo para competir, sino para cooperar y contribuir en la sostenibilidad y al acceso al agua para todos.

Aunque figure de diferentes formas por diferentes personas, éste era el mensaje repetido durante la Semana del Agua en Asia 2013: Asegurar agua para todos en Manila, del pasado 11 al 15 de marzo, organizado por el Banco de Desarrollo Asiático.  Mientras que  hay soluciones posibles para afrontar los problemas actuales a nivel mundial del agua, la motivación para actuar a la escala y el nivel necesarios no está presente.  La presencia activa del sector privado durante la conferencia de la Semana del Agua en Asia, aportó la urgencia, y la motivación, para actuar ante este problema.

Las empresas tienen que ir más allá en la seguridad y el acceso a los recursos de agua.  Tienen que contribuir a la sostenibilidad del ciclo hidrológico de los ecosistemas a los que afectan, y participar en la agenda del crecimiento, incluyendo la seguridad del agua, para poder asegurar la viabilidad de todos a largo plazo.  También, las empresas tienen que conseguir que, en el proceso de asegurar su propia sostenibilidad, se sumen a la sostenibilidad mundial, y no a aprovecharse injustamente de otros.  Si cada uno se preocupa sólo de su propia fuente de agua, gestionando y asegurando su propio suministro, no podremos llamarlo sostenibilidad, sino auto-interés.

Las empresas deben trabajar con las comunidades afectadas, con el gobierno y con la sociedad civil, para dirigir sus necesidades sin comprometer la ecología global.  El sector privado va a tener que socializar los accesos al agua en futuras actuaciones si quieren ser considerados como auténticos promotores de una “economía verde.”  Todos los actores implicados tienen que involucrarse en la tarea por un objetivo común: la seguridad del agua.

La comunidad mundial tiene que empezar a reconocer su interdependencia en cuanto a temas de agua: la población mundial está creciendo y los recursos para la obtención de agua son finitos y vulnerables.  Las Naciones Unidas han declarado 2013 como el Año Internacional de Agua y la Cooperación en la esfera del Agua; y han identificado varias oportunidades para trabajar juntos y asegurar el uso sostenible del agua.

El agua es fundamental para cualquier tipo de vida.  Nos vemos todos afectados por los problemas de escasez de agua, por lo que tenemos que participar en la búsqueda de soluciones.  El futuro del agua sólo se puede asegurar a través de la colaboración y cooperación de todos.

Print Friendly, PDF & Email

Este artículo también está disponible en:: Inglés

Etiquetas: , , , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *




Follow by Email
Facebook