moved here

Jesuitas y colaboradores celebran la creación

30 Junio 2012

Patxi Álvarez, SJ compartir unas palabras durante la celebración. Foto de: Jaime Tatay, SJ

Franclim Brito, SJ

Con el fin de dar gracias a Dios por las actividades que tuvieron lugar esta semana en Río de Janeiro, jesuitas y colaboradores se reunieron en la Pontifícia Universidade Católica do Rio de Janeiro (PUC), el pasado 21 de Junio por la noche en un agradable ambiente al aire libre, disfrutando de la rica biodiversidad del campus universitario, para celebrar la creación, bajo el título del último documento emitido por la Compañía de Jesús sobre Ecología “Sanando un mundo herido.”

Asistieron aproximadamente 100 personas, de las seis obras de la Compañía en Rio de Janeiro (CPAL, Fe y Alegría, PUC, Colegio San Ignacio, Anchietanum y CVX,) además de varios jesuitas y colaboradores de América Latina y Europa que se encontraban en la Casa de Ejercicios Padre Anchieta con motivo de la reunión anual de los Centros Sociales de la Compañía de América Latina.

La celebración fue además parte de las actividades culturales que tuvieron lugar con motivo de la Cumbre de los Pueblos, por eso, fue inscrito en la lista de eventos itinerantes que se produjeron en varios lugares de la ciudad. Su motivación, a través de representaciones artísticas, fue conmemorar la creación, a partir de una interpretación lúdica del Génesis (Gn 1), mediante representaciones diferentes, intercaladas con canciones en varios idiomas; las distintas etapas recorridas fueron:

El reconocimiento del don de la creación – El reconocimiento de la belleza, y el amor de Dios, en la creación de cada uno de los elementos del cielo y la tierra tales como el agua, los animales y así sucesivamente
Negar el regalo: – el hombre ha establecido una relación injusta con la creación, eso le ha llevado a la destrucción de la naturaleza y la matanza de los animales; a poner en peligro todo lo que fue creado por Dios, incluyendo el hombre mismo
La reconciliación con el don – un nuevo comienzo a través de la atención y el compromiso con la creación – motivada por la Congregación General 35, a partir de dos perspectivas : la justicia y la ecología – y, por último, se propuso al público la experiencia de sentir y disfrutar de la naturaleza una simple dinámica.

Sorprendentemente, el último día de la creación, el séptimo, se sugirió en la conclusión que Dios no descansó, como se indica en el texto bíblico, sino que emocionado por lo que había creado se dedicó activamente a celebrarlo. Así que nos invitó a formar una cadena, mientras todos cantábamos la bonita canción, Nuevo Momento.

Los participantes salieron muy entusiasmados con el desafío que la celebración despertó en sus corazones, con el reto de imprimir en sus prácticas cotidianas actitudes simples de cuidado y solidaridad con la creación. La idea central de todo lo que se estaba orando es que estamos interconectados y por lo tanto debemos esforzarnos por buscar y disponernos interiormente para el orden relacional de la vida.

Print Friendly, PDF & Email

Este artículo también está disponible en:: Inglés

Etiquetas: , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *




Follow by Email
Facebook