moved here

La responsabilidad de los consumidores y la regulación europea en materia de minerales en conflicto

15 Noviembre 2015
Foto de: resolutionpossible.co.uk

Foto de: resolutionpossible.co.uk

Guillermo Otano Jiménez

La responsabilidad colectiva de los consumidores en el uso de los productos electrónicos, especialmente en relación a la preocupación sobre los minerales de conflicto en países como República Democrática del Congo (RDC) fue el tema de debate en un seminario celebrado el pasado 7 de octubre en San Sebastián, organizado por ALBOAN, la ONG jesuita en el País Vasco y Navarra, España. El taller se organizó con el fin de iniciar una discusión sobre la compra pública de bienes electrónicos como una forma de ejercer nuestra responsabilidad con los minerales en conflicto.

Activistas de las organizaciones de la sociedad civil, políticos locales y personal del consejo local de la ciudad se reunieron en este taller, que contó con el profesor profesor Fernando Muhigirwa, SJ  que cuenta con una amplia experiencia en la minería en África central y en la actualidad es el director del Centro Arrupe pour la Recherche et la Formation (CARF) en Lubumbashi, RDC. El Padre Muhigirwa compartió la paradoja trágica que existe en la RDC de que, a pesar de que es un país bastante rico en recursos y uno de los principales exportadores mundiales de minerales, también es un país marcado por la pobreza extrema, la desigualdad y los conflictos armados.

Lo que compartió durante el taller confirmó otros estudios sobre el tema, teniendo en cuenta la relación entre la minería y el comercio de minerales en algunas regiones y la alimentación de los grupos armados y las élites corruptas. Desde su punto de vista, el conocimiento producido por estas investigaciones es un primer paso para poner fin a estas injusticias. Sin embargo, también señaló la necesidad de leyes y organismos reguladores que obliguen a las empresas a hacer esfuerzos para gestionar la cadena de suministros de manera responsable.

Este tema también fue abordado por Frédéric Triest, Secretario Ejecutivo Adjunto de la Red europea para África Central (Eurac) y coordinador de la campaña sobre minerales de conflicto, quien compartió las oportunidades y desafíos en el seguimiento del proceso legislativo europeo  que conduce a la futura regulación sobre el comercio de minerales de conflicto o también conocidos como los 3TG: coltan, wolframio y tantalio, además del oro.

Un avance importante se produjo el pasado mayo cuando el Parlamento Europeo aprobó en Estrasburgo una enmienda a la propuesta de la Comisión que requiere una certificación obligatoria en toda la cadena de suministro. Su posición, inspirado en las recomendaciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, va en contra del sistema de certificación voluntario propuesto por la Comisión y apoya en su lugar un sistema obligatorio de diligencia debida. Este enfoque es flexible y adaptable a diferentes tipos de empresas que participan en la cadena de suministro global de los 3T y el oro. Una coalición europea de ONGD de la que forman parte el Centro Jesuita Social Europeo (JESC) y ALBOAN están defendiendo de forma conjunta esta postura, al tiempo que piden una certificación obligatoria.

Sin embargo, el texto final de la ley aún no está aprobado y todavía habrá que es esperar a ver si el Consejo de la UE se inclinará hacia un sistema voluntario como la Comisión sugirió o, por el contrario, adoptar una debida diligencia y la certificación obligatoria para los minerales de conflicto en línea con las enmiendas del Parlamento. Para lograr esto último, será necesario en los próximos meses las actividades de promoción directa con el gobierno nacional para persuadirlos a apoyar una regulación vinculante.

Eso sería un paso importante en la ruptura de los vínculos entre el comercio ilícito de minerales de conflicto en varias zonas de riesgo en todo el mundo y las violaciones de derechos humanos que se perpetran sistemáticamente en esos lugares.

Guillermo Otano Jiménez trabaja con ALBOAN. Pueden contactarle a través de su email: g.otano(at)alboan.org

Print Friendly, PDF & Email

Este artículo también está disponible en:: Inglés, Francés

Etiquetas: , , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *




Follow by Email
Facebook