Nosotros recogemos lo que otros tiran. MAGIS Italia demuestra cómo convertir basura en inversiones sostenibles

Los teléfonos móviles usados para su reciclaje. Foto de: MAGIS Italy

Maurizio Debanne

El diagnóstico no es nuevo pero no debemos subestimar su importancia, el flujo de materiales dentro de los países industrializados y sus procesos de producción cada vez más acelerados generan un aumento continuo en el consumo de recursos, muchos de los cuales son escasamente renovables. Al tirar a la basura objetos de nuestras casas o de nuestras oficinas estamos desechando sustancias como la tantalita o el cobre. Un significativo potencial económico se pierde todos los años y los análisis de producción y consumo nos muestran lo útil que sería recoger, y reciclar, algunos de estos materiales especialmente aquellos de producción más costosa o que tienen un mayor impacto ambiental.

Un buen ejemplo es el de la tecnología de los teléfonos móviles. Aunque la producción de teléfonos móviles requiere pocos recursos materiales como la tantalita, el hecho es que la vida media de un aparato de este tipo es de dos años, después de los cuales es echado a la basura u olvidado en algún cajón.

MAGIS, una ONG para el desarrollo fundada por los jesuitas en Italia en 1988, ha dado su propia respuesta a este reto y ha iniciado un programa para reutilizar esos recursos. MAGIS ha propuesto que en lugar de abandonar o tirar estos aparatos las personas puedan entregarlos en alguno de los 400 puntos de recogida repartidos por toda Italia.

80.000 teléfonos celulares han sido recogidos desde que se inició esta campaña en 2007. Sorprendentemente el resultado fue también muy positivo en la región de Nápoles que se ha hecho recientemente famosa por su crisis en la recogida de basura, con toneladas de desechos ocupando las aceras. La campaña de MAGIS ha transmitido un doble mensaje: primero, la basura, al menos en parte, es una materia prima valiosa; y segundo, recoger y separar materiales de alto valor nos puede ayudar a llevar a cabo el imperativo moral de ayudar a aquellos que son menos afortunados que nosotros. Gracias al proyecto de MAGIS viejos teléfonos móviles se usan para financiar proyectos de cooperación en zonas en desarrollo.

La construcción de cocinas solares, el Chad. Foto de: MAGIS Italy

La clave está en usar las últimas tecnologías del reciclado. Una compañía especializada separa aquellas piezas que están estropeadas de las que funcionan correctamente, o que se pueden reparar. Las piezas fuera de uso se desechan de manera conveniente, asegurando el tratamiento adecuado de las materias peligrosas. Las piezas todavía en uso son reparadas si es necesario, y después vendidas en un mercado de segunda mano. MAGIS recibe una cantidad del dinero por cada teléfono celular procesado.

El potencial ecológico de esta campaña va más allá de mostrar el valor económico de reciclar. El dinero ingresado por este proyecto se destina también a proyectos medioambientales, por ejemplo para financiar la construcción y distribución de cocinas solares en el Chad. Estas tecnologías, en zonas desérticas del áfrica subsahariano, simplifican la labor de las mujeres para preparar las cocinas y hacen innecesario el emplear leña. Con ello las cocinas solares ralentizan la desertificación en zonas que sufren una fuerte erosión del suelo y escasez de agua.

Prueba de las cocinas solares, el Chad. Foto de: MAGIS Italy

Mediante la construcción de cocinas solares MAGIS quiere promover el uso de energía solar mediante una tecnología que no requiere especial mantenimiento. El proyecto ofrece un espacio para la enseñanza de técnicas ecológicamente adaptadas a los jóvenes. En la actualidad unos 300 grupos de familias (de cinco a diez familias por grupo) están implicadas en el uso de estas cocinas solares que se han adquirido con el beneficio de reciclar teléfonos usados en Italia. Además diez jóvenes fueron formados como técnicos para dar servicio técnico a esta iniciativa queriendo asegurar así la reparación de las cocinas solares y promover su expansión. El compromiso de MAGIS implica aspectos diferentes para el desarrollo sostenible: atención a lo que desechamos, prolongar el ciclo de vida de los materiales y su uso, también el esfuerzo contra la desertificación; además a nivel local en Italia proponemos la reforma de nuestros estilos de vida y nuestro comportamiento como consumidores junto con un esfuerzo por la educación y la formación continua. Podemos hablar de una historia exitosa.

Para más información visite el sitio web de la campaña: http://www.magisitalia.org/progetti_schedaprogetto.php?riga=102 . O contacte con el responsable de la campaña: campagne (at) magisitalia.org

Leave a Reply

Your email address will not be published.