moved here

Respuesta jesuita a los retos ecológicos y medioambientales: sanar un mundo herido

20 Septiembre 2011

Durante el periodo preparatorio de la Congregación General (CG) 35 hubo mucho interés en saber cómo el órgano supremo de gobierno de la Compañía de Jesús trataría el tema de la ecología. La CG 34 (1995) reconoció su importancia pero no entró a discutir el tema y pidió al Padre General que lo estudiara con detenimiento. El Padre Kolvenbach lo encargó al Secretariado para la Justicia Social, entonces bajo la responsabilidad del P. Michael Czerny, que preparó un documento en 1999 titulado “Un mundo herido”  Durante muchos años este documento ha acompañado la reflexión y el trabajo de muchos jesuitas y colaboradores seglares implicados en cuestiones ecológicas o medioambientales.

Muchas cosas han cambiado entre 1999 y 2008, cuando se celebró la CG 35. Es comprensible que hubiese bastante interés en conocer la posición de la CG hacia este asunto, aparte del hecho de que el tema de ecología fue el que recibió más solicitudes para ser discutido.

La CG 35 asumió este encargo seriamente y decidió incorporar los retos ecológicos y medioambientales en el centro de la misión de la Compañía. La CG confirmó el compromiso de las congregaciones anteriores sobre el servicio a la fe y la promoción de la justicia (CG 32) y que este compromiso debería hacerse en diálogo con las culturas y las diferentes religiones (CG 34), añadiendo que hoy este ministerio debe desarrollarse en las fronteras respondiendo a una llamada a promover la reconciliación (CG 35).

Es importante reconocer que nuestro mundo está herido no sólo por cuestiones medioambientales sino que la herida alcanza a muchos aspectos de la vida social. La CG 35 hace un fuerte llamamiento a vivir nuestra vocación como jesuitas en el servicio a la reconciliación con otros, con Dios y la creación entera. En este sentido la CG 35 quiere que esta perspectiva de promover la reconciliación afecte a toda nuestra vida. No se trata de una actividad más junto a otras. Se trata de tener un modo integrado de mirar a toda la realidad.

Indudablemente vivimos en un mundo herido, que busca, a menudo desesperadamente, sanación. Este es el título de un nuevo documento que acaba de ser publicado: “Sanando un mundo herido” . Este documento ha sido elaborado por un Grupo de Trabajo convocado por el Padre General y coordinado por el Secretariado para la Justicia Social y la Ecología (principalmente el P. Fernando Franco SJ, luego reemplazado por el P. Patxi Alvarez, SJ) y el Secretariado de Educación Superior (el fallecido P. Paul Locatelli, sustituido por el P. Ronald J. Anton). El grupo estuvo formado por jesuitas y laicos, de todas las Conferencias, que de manera interdisciplinar intentan ayudar a la Compañía de Jesús, colaboradores y amigos a llegar a esas fronteras allí donde la naturaleza y la vida humana están seriamente amenazadas.

Para los editores Jesuitas y Ecología en Comunicación es un momento de especial alegría. Con la publicación de “Sanando un mundo herido” (Promotio Iustitiae, número 106) se ha dado un paso hacia delante desde la CG 35. Además de ofrecer una actualización del contexto, y describir acontecimientos recientes, “Sanando un mundo herido” sugiere numerosos compromisos e iniciativas que pueden ser asumidos por la Compañía de Jesús a diferentes niveles: Conferencias, Provincias, comunidades y obras.

Pero más importante, creemos que este documento es una sincera invitación a hacer de la ecología un tema de nuestro discernimiento, para abrir búsquedas en común, especialmente en nuestras comunidades y en obras apostólicas. Al mismo tiempo que se publicaba este documento el Padre General Adolfo Nicolás enviaba una carta a todos los jesuitas destacando las importantes implicaciones que para nuestra misión nos plantean los retos ecológicos que “piden de nosotros un cambio de corazón que manifieste nuestra gratitud a Dios por el don de la creación y nuestra disposición a movernos por la vía de la conversión”.

Esta es también nuestra inspiración, a la que nos gustaría contribuir.

“Sanar un mundo herido” está disponible en Español, Ingles, FrancésItaliano

Print Friendly, PDF & Email

Este artículo también está disponible en:: Inglés

Etiquetas: , , ,

3 Responses to Respuesta jesuita a los retos ecológicos y medioambientales: sanar un mundo herido

  1. jorge gutta en 1 Marzo 2014 en 8:08 am

    en el mensaje anterior fue erroneo el sitio ,es con una sola i

  2. jorge gutta en 1 Marzo 2014 en 8:06 am

    es sumamente importante,que las propuestas de recomendaciones sobre el documento de 2011.se difundan en blogs educativos,generalizando las propuestas de soluciones pequeñas y grandes para curar este mundo roto en el que vivimos,el metodo insistencial que tanto propugno el padre ismael quiles deberia ser institucionalizado bajo un plan de mision microcomunitario y comenzar desde rondonia amparados por nuestra señora de belen.gracias por lo que estais haciendo,como educador me alegra encontrar material como el que estais desarrollando.jorge gutta,educador salesiano por mi formacion y palotino por mi vocacion.

  3. du Halgouët en 1 Noviembre 2013 en 12:06 am

    Sustainability has its missing link in the monetary system; Bernard Lietaer, expert in monetary systems, proves that our efforts to make a sustainable world are vain until we create complementary currencies, the true systemic solution to a flawed system.
    As a friend of jesuits, I would like the company to get aware of this convincing analysis, and bring currencies in the discussion. Experiences worldwide prove the magic power of creating currencies, their enabling power to foster self-development and – if the currencies are properly designed – determining human behaviors into long term interest, serving the social and environmental domains.

    I strongly recommend the latest report of the Club of Rome EU chapter “Money & Sustainability – the missing link”, 2012, directed by B. Lietaer. See associated website http://www.money-sustainability.net

    In order to fight climate change and foster the rise of the post carbon economy, a complementary currency may be a decisive help to requisition the economy in a war against the elements, and GHGs. That currency (ECO) is described at the end of the report. I raise a project team in Europe to study this concept, in the GreenECO project. Support is welcome.

    May the Company seize the critical accuracy of Bernard’s analysis and the power of properly designed currencies as structural solutions for a sustainable world.
    Time is up. There is no sense in healing the world with small emergency measures. Let’s use systemic tools !!

    Sincerely,

    Brieuc du Halgouët (Paris)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *




Follow by Email
Facebook