moved here

Un cambio en China en un mundo y un clima cambiante

15 Octubre 2016
La China rural y urbana en busca de un desarrollo sostenible. Foto de: thenatureofcities.com

La China rural y urbana en busca de un desarrollo sostenible. Foto de: thenatureofcities.com

Minister Hu Deping

Ecojesuit está encantado de  compartir la primera parte del documento del ministro Hu Deping que el profesor Frederick Dubee del Instituto de Genómica de Pekín presentó en la Consulta Conjunta del Consejo Pontificio para la Justicia y la Paz y la Pontificia Academia de las Ciencias el Laudato si’ y el Camino a COP22 en la Casina Pío IV, Ciudad del Vaticano, el pasado 28 de Septiembre de 2016.

Para proporcionar un poco de perspectiva, permítanme empezar por aclarar que nací en noviembre de 1942 y he sido testigo de primera mano de una variedad de puntos durante la larga y ardua trayectoria del pueblo chino, desde la esclavitud del hambre, la pobreza, el analfabetismo, a una sociedad – todavía a cierta distancia- donde todos puedan acceder al material básico y requisitos inmateriales para una vida decente con bienestar, dignidad y oportunidades.

A pesar de muchas dificultades y contratiempos, los progresos realizados por China para erradicar el hambre y reducir la pobreza es uno de los grandes logros de la humanidad, y que debe mucho no sólo a una gran visión y al trabajo de los chinos, sino a los aportes desinteresados de las personas y las instituciones de todo el mundo.  Nuestro antiguo proverbio dice: “Cuando bebas el agua dulce del pozo, nunca olvides a los que han ayudado a construirlo.”  Permítanme asegurarles que China tiene una larga memoria.

Como ciudadano profundamente involucrado y responsable, como muchos otros, he observado que el rápido crecimiento de China se basa cada vez más en alto consumo de energía, la contaminación excesiva, altas emisiones y baja eficiencia. En ese momento, yo y otros urgimos al Gobierno y empresas a centrarse en el desarrollo sostenible.  Nació el término “locomotora verde” y la tarea de “construir una locomotora verde para China” tenía como misión retirarse de la economía mundial al tiempo que la sostenibilidad aumentaba la calidad de vida de todos los ciudadanos chinos y el aumento de la capacidad de China de contribuir a la construcción de un mundo mejor para todos.

Como todos pueden apreciar, este cambio en la dirección de un gigante y la rápida evolución está lleno de desafíos, obstáculos y peligros y exige tiempo y cuidado.  Se requiere reorientación total que afecta a distintos conjuntos de valores y la identificación de nuevas estructuras prioritarias.  Se hizo necesaria la construcción de conciencia y mejorar la educación.  Se requiere la creación y adopción de nuevas tecnologías.  Y, sobre todo, que sólo podría tener éxito con un fuerte liderazgo gubernamental, políticas de compras y el compromiso de las personas.

Un amplio panorama

A medida que se está avanzando en contra de los objetivos de la erradicación del hambre y reducción de la pobreza, el Sr. Deng Xiaoping mejoró el antiguo concepto de “Xiaokang” – “una sociedad relativamente acomodada para todos,” con la idea de que esto sólo podría lograrse y mantenerse con la debida atención y cuidado por la naturaleza.  Y para que el desarrollo sea beneficioso deben ser verdaderamente inclusivo y sostenible.

A raíz de esto y la insistencia en que el desarrollo debe centrarse en las personas, China entendió la necesidad de centrarse en la tarea, a largo plazo, de construir una sociedad armoniosa.  En el entendimiento de que sea verdadera, perdurable y armoniosa, la armonía no sólo debe extenderse más allá de las fronteras de china e incluye todos los pueblos del mundo, pero sobre todo se deben incluir la armonía entre los seres humanos y la naturaleza.

Mi propio padre, el Sr. Hu Yaobang, durante su mandato como líder de China declaró, “En el pasado, en las montañas solo prestábamos atención a las inversiones en ingeniería y la construcción.  Hemos prestado atención a las inversiones biológicas con y el resultado es que el entorno biológico ha sido destruido… Hay que, tan pronto como sea posible, convertir el dragón amarillo de las Montañas Taihang en un dragón verde.”

Más recientemente, Xi Jinping ha dado voz a la visión nacional que puede denominarse “El sueño de China”: es el sueño de un estilo de vida próspera reconciliarse con un estilo de vida sostenible.

Para cerrar la brecha entre la realidad de hoy y este sueño requiere una reestructuración radical, donde las necesidades de las personas y la naturaleza sean la preocupación fundamental y en el centro de todo desarrollo promueva la tecnología verde y el consumo generalizado se reduzca.

Que fluye de un entendimiento común de que “todo está estrechamente relacionado” y que “los problemas de hoy requieren una visión capaz de tener en cuenta todos los aspectos de la crisis mundial.”  El concepto básico codificado en el término de “ecología integral” del Papa Francisco está profundamente arraigado en la dirección y enfoques de china, ya que se ha arraigado en la cultura y el espíritu del pueblo chino.

Desde el punto de vista chino, este es el contexto en el que el mundo debe recibir y evaluar la enseñanza de la Encíclica Laudato si’, que Francisco resalta con mayor fuerza hace días mediante la descripción de nuestra destrucción del medio ambiente como un pecado que está convirtiendo nuestro planeta en una “terreno baldío contaminado lleno de escombros, la desolación y la suciedad.”

Estas palabras fuertes y la descripción poderosa, verdadera en China, donde entendemos que de lo que el Papa está hablando no es un futuro lejano.  Los efectos de la degradación ambiental, el cambio climático, la destrucción de los ecosistemas y la pérdida de biodiversidad están siendo claramente evidentes para todos.  Y ya a corto plazo, a los menos privilegiados de la sociedad, a los pobres, les ha afectado cruelmente.  Como en todo el mundo y en China, está cada vez más claro, como Francisco predicó con palabras y ejemplo, que el deseo de vivir de otra manera debería afectar nuestras diversas contribuciones a la formación de la cultura y de la sociedad en la que vivimos.

Entendemos que los líderes políticos, sociales, científicos, académicos y empresariales deben dejar de pensar en las ganancias a corto plazo y trabajar por el bien común.  Y como sabemos, en China como en el resto del mundo, esta conversión no es fácil ni rápida, sino un proceso que exige la participación de todos.

China en acción

A medida que exploramos la larga marcha desde los albores de la nueva China en 1949, los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) acordados en 2000 y que han servido de medida hasta 2015ofreció a China un momento más objetivo y útil de evaluación crítica y la reflexión profunda, que conduce al desarrollo no sólo de nuevos objetivos y enfoques, sino también para el cálculo de referencias de los recursos, la voluntad y el compromiso de seguir adelante de forma significativa.

En su informe sobre China y los ODM, el Programa de Desarrollo de Naciones Unidas (PNUD) llegó a la conclusión de que China ha hecho notables progresos en muchas áreas, tales como la eliminación de la pobreza y el hambre, la enseñanza primaria universal, garantizando la salud de las mujeres y los niños, el control y la prevención de enfermedades y la protección del medio ambiente.

El informe del PNUD se volvió un centro de atención en cinco áreas de resultados:

  1. Lograr un crecimiento económico rápido, mejorando constantemente la capacidad total de la producción agrícola y de un avance significativo en la erradicación de la pobreza y el hambre
  2. Alcanzar plenamente “la educación obligatoria de nueve años,” el aumento constante del empleo y lograr básicamente la igualdad de género en la educación y el empleo
  3. La mejora constante de los servicios médicos y de salud, reduciendo significativamente la tasa de mortalidad materna, y con notables progresos en la reducción de enfermedades epidémicas como el VIH/SIDA y la tuberculosis
  4. La inversión de la tendencia de pérdida sostenida de los recursos ambientales, aumentando el número de personas con acceso al agua potable por más de 500 millones de dólares, y el lanzamiento del proyecto de vivienda de protección oficial
  5. Ofrecer apoyo y ayuda a más de 120 países en desarrollo para alcanzar sus ODM en el marco Sur/ de Cooperación Sur dentro de su capacidad.

Como comentario general sobre los objetivos medioambientales, el informe afirma: “Desde el año 2000, China incluyó plenamente el principio de desarrollo sostenible en la economía nacional y la planificación del desarrollo social y, como resultado, la situación general del sistema ecológico ha dado un giro para mejor, mientras que se ha tomado bajo control de la tendencia a la degradación continua del medio ambiente.”

Uno de los objetivos, 7B (Reducir la pérdida de biodiversidad, alcanzando, para el año 2010, una reducción significativa en la tasa de pérdida), no se alcanzó y se identificaron cuatro causas y desafíos fundamentales:

  1. La contradicción entre la protección y el desarrollo económico local persistirá durante mucho tiempo.
  2. La presión sobre la protección es probable que vaya más lejos.
  3. La financiación de la protección que aún falta.
  4. Protección de la conciencia y la capacidad de supervisión necesitan seguir mejorando.

Si bien los avances logrados por los pueblos del mundo y el pueblo chino, según lo determinado por los ODM es motivo de celebración, sobre todo no sólo imponía a todos nosotros el imperativo de establecer metas nuevas y más desalentadores, también indicaba que como seres humanos tenemos tanto la obligación y la fibra moral para construir un mundo radicalmente mejor para todos.

Mirando hacia 2030, en el año 2015 en armonía con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), China estableció la siguiente dirección estratégica:

  • La erradicación de la pobreza y el hambre a través de medidas dirigidas a reducir y eliminar la pobreza, y aumentar la capacidad de producción agrícola y la seguridad alimentaria
  • La implementación de las estrategias de desarrollo impulsados por la innovación y la generación de un impulso para el crecimiento económico sostenible, sano y estable
  • Avanzar en la industrialización para inyectar impulso al desarrollo coordinado entre las áreas urbanas y rurales y entre las tres dimensiones del desarrollo sostenible
  • Mejora de la seguridad social y los servicios sociales para garantizar la igualdad de acceso a los servicios públicos básicos
  • Protección de la equidad y la justicia social para mejorar el bienestar de las personas y promover el desarrollo integral humano
  • La protección del medio ambiente y la construcción de barreras de protección para la seguridad ecológica
  • Abordar el cambio climático de manera activa y la integración de la respuesta al cambio climático en las estrategias nacionales de desarrollo
  • Promover la utilización eficiente de los recursos y la energía sostenible
  • Mejorar la gestión pública nacional y asegurar el desarrollo económico y social de acuerdo con el estado de derecho.

China considera a la aplicación de la Agenda 2030 como un proyecto sistémico que demandará la participación proactiva y abierta colaboración de todos los interesados.

Las partes interesadas, por ejemplo, las comunidades científicas y académicas, que eran en cierta medida se deja fuera del proceso ODM deben ser incluidos.  El sector privado hizo contribuciones admirables para avanzar con los ODM que deben ser llamados para poner sus capacidades y creatividad para abordar los desafíos hasta ahora intratables.  Y las organizaciones no gubernamentales deben ampliar su alcance para incluir y capacitar a las legiones de niños, mujeres y hombres que quieren contribuir a la construcción del mundo que quieren para sí mismos y para todos. 

2016_10_15_reflection_photo2Hu Deping es el Presidente de la Fundación China  para la Conservación de la Biodiversidad y Desarrollo Verde y fue el ex viceministro del Departamento de Frente Central Unido de Trabajo del Comité Central del Partido Comunista de China, un ex miembro de la comisión permanente de la 10ª sesión de la Asamblea Popular Nacional (APN) , miembro de la comisión permanente de la 11ª reunión de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo chino, miembro del comité de la APN de Asuntos Judiciales, y vicepresidente de la Federación china de Industria y Comercio.

Print Friendly, PDF & Email

Este artículo también está disponible en:: Inglés

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *




Follow by Email
Facebook